Los arándanos mejoran la función inmunológica

El resveratol y el pterostilbeno, dos compuestos que se pueden encontrar en los arándanos, mejoran el funcionamiento del sistema inmunológico innato. Los resultados han sido publicados en Molecular Nutrition and Food Research.

El equipo analizó 446 compuestos entre los cuales destacaron dos, el resveratrol, que se encuentra en las uvas rojas, y un compuesto propio de los arándanos llamado pterostilbeno. Ambos mejoran significativamente la función inmunológica.

Los resultados del análisis indican que estos compuestos funcionan en concordancia con la vitamina D, y tienen un impacto significativo en el aumento de la expresión del péptido antimicrobiano c.v humano, conocido como gen CAMP, implicado en la función inmunológica. Los hallazgos se obtuvieron con cultivos celulares de laboratorio y no prueban que los resultados sean iguales que los que se produzcan como consecuencia de ingesta dietética.

Se ha establecido un fuerte vínculo entre los niveles adecuados vitamina D y la función del gen del CAMP, la nueva investigación sugiere que otros compuestos pueden desempeñar un papel similar al de este gen.

Las plantas producen unos compuestos conocidos como stibenoides que combaten las infecciones, y afectan a las vías de señalización que permiten que la vitamina D haga su efecto. La combinación de estos compuestos con la vitamina D tiene impacto más eficaz que el que causan por separado, es el caso del resveratol y el pterostilbeno.

Según los investigadores continuar con esta investigación podría conducir a una mejor comprensión de cómo la dieta y la nutrición afectan a la función inmunológica, y podría dar lugar al surgimiento de compuestos naturales terapéuticamente útiles capaces de potenciar la respuesta inmune innata.

Fuente: Apratuc.